Blogia
azangaro

El Estado de derecho:

Todo estado debe dotarse de unas normas para que todo ciudadano sea tratado por igual, a la garantía de cumplimiento de esas normas y principios se les llama Estado de Derecho. Este último se opone a cualquier sociedad política que, desde luego, disponiendo de  algún ordenamiento jurídico, no se justifica plenamente. Además, esto ocurre cuando los sectores importantes de la vida política se desarrollan al margen de las normas jurídicas.

Presentación del Problema Social:

Falsificación de documentos en Jirón Azángaro

El Estado de Derecho, dentro de la perspectiva expuesta, es el ámbito político-jurídico cuyo centro es el hombre considerado individualmente, libre e igual ante la ley, cuyos fines deben constituir los del Estado, quien está en la obligación de fomentar e impulsar su desarrollo y su legitimación depende del cumplimiento de los fines sociales del Estado. Igualmente, es obligación del Estado de Derecho garantizar la seguridad de las personas; en consecuencia, debe diseñar los mecanismos adecuados para tal fin; además, reconoce y tutela los derechos fundamentales de la persona, tales como la libertad, la seguridad y la propiedad privada. Sin embargo, existen todavía casos en los que el Estado de derecho no cumple su labor en cuanto a proteger los derechos de las personas.

La falsificación de firmas y todo tipo de títulos que se dan en el Jr. Azángaro es preocupante, este lugar, que se encuentra en la zonas aledañas a palacio de gobierno, es bien conocido por todos los peruanos, sin embargo, este problema sigue impune.

Actualmente, uno puede tener el título profesional que mejor le parezca, en Jr. Azángaro uno puede obtener cualquier documento de manera rápida y fácil, pero obviamente falsificados. En un principio este lugar funcionaba de una manera alarmante, no existía ningún tipo de seguridad y eran muchas las personas que obtenían títulos falsos muy fácilmente, en los últimos meses se han estado tomando medidas más serias de seguridad para controlar este problema pero a pesar de esto el problema persiste. Como sociedad y estado democrático todos somos iguales ante la ley y contamos con las mismas oportunidades de desarrollo. Aquellas personas que deciden obtener un título falsificado pretenden pasar por encima de la ley y buscar su comodidad del medio más simple. Es cierto que muchas veces las personas que deciden buscar un título o un carné de alguna índole no siempre lo hacen por que desean infringir la ley pues hay varios factores que pueden ser causantes de esta acción. Situaciones de pobreza, el no poder pagar una universidad o la simple desesperación de no poder terminar una carrera ya empezada podrían hacer que ciertos individuos se inclinen a buscar un título falsificado, por lo menos uno provisional. Pero, a pesar de estos factores, la falsificación de documentos no es justificable por ningún motivo. Son muchas las personas que pueden perder la oportunidad de conseguir un trabajo honradamente por el simple hecho de que otra similar decidió darse una vuelta por Jr. Azángaro y conseguir una mejor titulación.

El uso de documentos legales y autorizados por el estado es un deber de cada ciudadano que es regulado por el estado de derecho. Si bien aún sigue latente el problema de la falsificación, el estado ya ha tomado cartas al asunto y a dispuesto un sistema de vigilancia las 24 horas del día con el fin de reducir el número de personas que pretenden acceder a los servicios de Jr. Azángaro y, a la vez, identificar a  aquellas personas que se encuentran encargadas de organizar dicho negocio clandestino.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres